Nuestro resto está ambientado para que vivas una experiencia OMAKASE (ponerse en manos del chef) en pleno barrio de Villa Ballester.